24, Abril 2014

Chilenos, a estudiar en los Estados Unidos

untitledng

Estamos en la era de la movilidad académica.  Tanto las universidades, empleadores, como jóvenes se dan cuenta que el intercambio internacional educativo es crucial para obtener una amplia variedad de destrezas que permiten prosperar en un ambiente cada vez más global y competitivo.   Las universidades de los Estados Unidos continúan siendo el lugar de destino predilecto.

Según las estadísticas presentadas por el Instituto de Educación Internacional (IIE-Open Doors report por sus siglas en inglés), en el período 2012-2013, el número de estudiantes internacionales matriculados en universidades de los Estados Unidos alcanzó un record máximo de 819.644 estudiantes.

De esos estudiantes internacionales se cuentan 2.349 chilenos (un incremento de 6.6% con respecto al año anterior).  La mayoría de los chilenos registrados como estudiantes internacionales están matriculados en programas de maestría o doctorado (59.3) seguido por estudios de pregrado (20.2) y el resto están realizando el período de práctica opcional o intercambio (20.4%).

El principal factor que impide a muchos jóvenes estudiar en los Estados Unidos es indudablemente el financiero, seguido por el manejo del inglés como segundo idioma y entender los trámites de los procesos de admisión, visa y demás.

Cabe recordar que si bien los chilenos a partir de marzo de este año no requieren un visado de turismo para ingresar a los Estados Unidos, gracias al Programa de Exención de Visas o Visa Waiver Program, de todos modos deben solicitar, en el Consulado de los Estados Unidos en Chile, el otorgamiento de una visa para estudiantes.

Según el Consejo Universitario, el costo promedio anual de matrícula en universidades privadas el año 2013 fue de USD 30.094 y en universidades públicas para estudiantes internacionales de USD 22.203.

La primera fuente de financiamiento para los estudiantes internacionales sigue siendo los recursos personales (63.6%), seguido de incentivos que ofrece las universidades en los Estados Unidos (20.7%), gobierno de su país (7.1%), organismos internacionales combinado con otros (3.3%)[i].

En este contexto, la Organización de los Estados Americanos (OEA) ofrece préstamos sin cobro de interés a chilenos, entre otros, para estudios en los Estados Unidos a través del programa Fondo Rowe.  Este programa tiene la función social de otorgar préstamos por hasta $15.000 dólares sin cobro de interés pagaderos en cincuenta cuotas una vez culminados los estudios.  Así mismo, los beneficiarios se comprometen a pagar puntualmente el principal de la deuda y a regresar a Chile a aplicar su conocimiento para beneficio de la sociedad.

La ayuda financiera del Fondo Rowe de la OEA cubre una porción de los gastos de matrícula y/o manutención no cubiertas por la principal fuente de financiamiento del postulante, tales como ahorros, becas, descuentos, subsidios y demás.  Se requiere que los estudiantes internacionales ya estén inscritos en la universidad estadounidense antes de solicitar el préstamo.

Este Fondo Panamericano, por sus propias características, es un excelente complemento para el financiamiento de becas estudiantiles, el cual también puede ser solicitado por aquellos profesores que deseen también estudiar en alguna universidad norteamericana

Para mayor información, se sugiere visitar: www.oas.org/es/fondorowe  o en Facebook/rowefund. Igualmente el gobierno de los Estados Unidos ofrece herramientas valiosas para estudiantes internacionales antes, durante y después de culminar los estudios en los Estados Unidos, para mayor información visite: Studyinthestates.dhs.gov.

En síntesis, el intercambio académico entre estudiantes y profesores de diferentes países de América, ayuda a generar vínculos, tener una visión más global y entendernos más como seres humanos, con el objetivo final de cooperar entre sí para crear un mundo mejor. [ii]



[i] Instituto de Educación Internacional, Open Doors Report, 2013.

[ii] Fuentes: El Consejo Universitario, 2013, el Instituto de Educación Internacional, informe 2012-2013 Open Door Report, el Departamento de Estado y Seguridad de los Estados Unidos y programa del Fondo Rowe de la Organización de los Estados Americanos.