16, Abril 2014

Más de 200 agricultores de la Región de Aysén serán rehabilitados por INDAP

El objetivo es dar una salida integral al endeudamiento e incentivar la producción de alimentos, generando opciones de empleo e ingreso para los campesinos.

Alrededor de 200 agricultoras y agricultores de la Región de Aysén podrán reacreditarse como usuarios de INDAP, con el proceso de rehabilitación dispuesto entre las 56 medidas de los primeros 100 días de Gobierno.
Así lo dio a conocer el director regional de INDAP, Marcelo Hernández Rojas, quien explicó que esta disposición entrega una solución definitiva a una deuda total que superaba los 514 millones de pesos que pequeñas y pequeños agricultores de la región mantenían con INDAP.

“Hoy día tenemos 206 pequeños agricultores a los cuales se les va a hacer un poco de justicia. Se trata de proyectos que, por condiciones climáticas, problemas de gestión, o por alguna u otra razón, llevaron a que lo agricultores no pudieran cumplir con los compromisos ante INDAP”, detalló.

El secretario regional ministerial de Agricultura, Horacio Velásquez, indicó que “este acto es una invitación a que seamos capaces de enfrentar juntos la posibilidad de hacer mejor lo que hacemos, y aprovechar esa oportunidad que tenemos por delante. Queremos que el conjunto de los servicios del Minagri tengan como prioridad su trabajo la pequeña agricultura, y que otros servicios que tiene vinculación con el sector, como Corfo, Sence y Fosis, tengan entre sus prioridades, el trabajo con los pequeños y medianos productores”, señaló.

Marcelo Hernández detalló que productoras y productores pueden acercarse a las Agencias de Área y oficinas de INDAP para efectuar consultas y concretar esta medida.

“Y esas personas tienen que acercarse a las Agencias de Área, a nuestras oficinas y hacer el proceso de actualización de su acreditación como usuario. Van a tener la posibilidad de reinsertarse en la actividad agrícola y nosotros podremos apoyarlos con los diferentes instrumentos”, puntualizó.

Con esta medida más otras que se evalúan caso a caso se pretende dar una salida integral al endeudamiento campesino e incentivar la producción de alimentos, al incorporar a estos pequeños productores agrícolas al mercado y generar mayores opciones de empleo e ingreso para los campesinos.