16, Abril 2014

Senador Walker espera que el gobierno modifique ley que cambiará séptimo y octavo básico a la enseñanza media

Normativa generaría serios problemas afectivos a padres de niños de escuelas rurales que deberán dejar sus casas a los 12 años.

Consciente del drama que sufren las familias del sector rural que deben ver a sus hijos dejar el hogar para cursar la enseñanza media en las ciudades más grandes de nuestra región, el senador Patricio Walker manifestó su preocupación por la ley que establece que a partir de 2017 los séptimos y octavos pasarán a ser parte de la enseñanza media.

Esto se traduce a que los niños ya no dejarán el hogar a los 14 o 15 años como sucede en la actualidad, sino que a lo harán a los 12 años, situación que ha juicio del parlamentario será muy dolorosa para los padres.

Según el parlamentario, “yo le he planteado al ministerio de educación y al gobierno que hay que modificar esa ley. En algún minuto se hizo pensando que las localidades más concentradas tienen una mejor calidad de educación que las que tiene menos concentración de población. Por eso dijeron que la enseñanza media partiera desde séptimo y octavo y que los liceos puedan albergar a esos jóvenes que a veces no tienen una buena educación en las escuelas”.

Walker señaló que “ese buen propósito se ve frustrado por la realidad práctica. Hoy es muy doloroso para la gente de las Islas Huichas, para la gente de localidades rurales como El Gato o Ñirehuao, que sus hijos se tengan que ir a estudiar a los liceos de las capitales de provincia, dejando de estar con sus padres a una edad muy temprana”.

El representante de Aysén en el Senado indicó que “si hoy es dramático y produce un desgarro que los niños se vayan a los 14 años, más desgarrador y dramático es que se vayan en séptimo básico a los 12 años. Por eso, le hemos pedido al gobierno que modifique esta ley y que la enseñanza básica siga siendo hasta octavo o que se pueda seguir cursando séptimo y octavo en las escuelas, para que no se produzca esta desunión familiar tan traumática y dolorosa”.

Finalmente, Walker declaró que “esperamos que el gobierno modifique esta ley y de respuesta a esta petición que hemos hecho, la que es apoyada también por el alcalde de Coyhaique don Alejandro Huala”.