6, Mayo 2014

Exitosa Recuperación de Paciente en Hospital Regional Coyhaique tras Contraer Virus Hanta

Un mes fue el tiempo de recuperación del joven, el que fue precozmente diagnosticado en Hospital de Puerto Cisnes. La derivación oportuna al principal recinto asistencial de la Región fue clave, según los médicos tratantes para su recuperación total. El afectado llamó a los aiseninos a tomar los resguardos necesarios para evitar posibles contagios.

“Estoy contento y muy agradecido de todos los funcionarios del Hospital Regional Coyhaique”. Estas fueron las primeras palabras tras ser dado de alta, del joven de 20 años, Manuel Aníbal Chacón Ancamil. Alrededor de un mes permaneció hospitalizado tras contagiarse del Virus Hanta, durante una faena forestal en un sector rural de la comuna de Lago Verde.

Consultado sobre que afortunadamente ha sido el único caso de lo que va del año en salir con vida de la enfermedad, el aisenino sostuvo que “me siento por un lado premiado, que la vida me está dando una segunda oportunidad. Estoy muy contento por regresar con mi familia”.
OPORTUNA REACCIÓN DE LA RED ASISTENCIAL

El contagio se habría producido a principios de abril, lo que generó que el joven de 20 años consultara en el Hospital de Puerto Cisnes. Una vez diagnosticado fue inmediatamente derivado al Hospital Regional Coyhaique. Dos fueron los factores que a juicio del especialista broncopulmonar de la Unidad de Paciente Crítico, Mauricio Tapia Gaete, influyeron en la favorable recuperación del joven, “consulta y diagnóstico precoz, lo que permitió partir con el tratamiento lo más temprano posible. Él estuvo muy grave. Se usaron todas las técnicas que se utilizan a nivel mundial, más un equipo de médicos, enfermeras y kinesiólogos muy entrenados. Gracias a todo eso, pudo salir bien”.

LABOR KINÉSICA

Un papel importante en la recuperación de un paciente afectado por el Virus Hanta es el de la atención kinésica. En esa línea, el kinesiólogo de la Unidad Paciente Crítico del Hospital Regional Coyhaique, Carlos Nahuelqueo, informó que su labor consistió en terapia física y respiratoria. “En términos simples el pulmón se llena de agua. Son afectados los alveolos que son las unidades respiratorias donde se realiza el intercambio de oxígeno a la sangre. Por lo tanto, no le está llegando oxígeno al cuerpo”. En definitiva, las maniobras kinésicas apuntan a permeabilizar la vía aérea y eliminar todo lo que esté molestando el intercambio gaseoso y optimizar la parte ventilatoria del paciente. “Cuando uno vio un paciente tan complejo y luego se van de alta es una satisfacción para todo el equipo y uno se alegra de pertenecer a este equipo humano”, manifestó Nahuelqueo.

FACTORES DE RIESGO

Tras su experiencia límite, Manuel Chacón Ancamil lanzó un llamado a los aiseninos a que cuando lleguen a una casa que haya estado deshabitada por largo tiempo, “tomen las medidas de prevención, usen mascarillas y guantes, cosa que yo no hice”. A esto se suma lo advertido por la Autoridad Sanitaria en relación a la existencia de una vivienda en precarias condiciones de aislamiento, pastizales con gran altura y alimentos no almacenados adecuadamente. Elementos que propician la anidación de los roedores portadores del Virus Hanta.

Una consulta oportuna es lo destacado por el médico broncopulmonar del Hospital Regional Coyhaique, Mauricio Tapia Gaete, a la hora de reaccionar ante una posible exposición. “Si de repente creen que puedan tener la enfermedad por el ambiente donde trabajan que se lo manifiesten al personal de la salud de donde sea, Manuel fue diagnosticado y eso hay que mencionarlo en el Hospital de Puerto Cisnes. Si ellos no lo hubieran pensado, tal vez Manuel no habría salido tan bien como salió”, aseveró. Finalmente, en los últimos dos años se han registrado en la Región de Aysén cuatro casos de infección por Virus Hanta.