11, Noviembre 2014

Hospital Regional de Coyhaique implementan técnica para diagnosticar con exactitud diversas como el cáncer

HRC implementa sistema01

La inmunohistoquímica que implementó la unidad de Anatomopatología ahorra tiempos de respuesta puesto que evita el traslado de muestras para estos fines a las ciudades de Valdivia, Concepción o Santiago.

“Están los recursos, están los medios; definitivamente la institución da las posibilidades para desarrollar en forma adecuada la especialidad y esa es la base para lo que se va a hacer”. Estas fueron las expresiones del anatomopatólogo, Jorge Enrique Pinilla, cuando arribó a la región en agosto pasado al Hospital Regional Coyhaique y que ya auguraban un trabajo fructífero al interior del equipo de profesionales que se desempeñan en el laboratorio de anatomía patológica existente, quien inmediatamente vio la factibilidad de implementar la técnica de inmunohistoquímica.

El profesional destacó que “estamos haciendo por primera vez la inmunohistoquímica en el laboratorio de anatomía patológica. Es algo que se esperaba desde hace tiempo, y nos va a facilitar mucho la resolución de ciertos casos”, destacó.

La inmunohistoquímica es una técnica que mezcla conceptos de inmunología con conceptos de reacciones químicas y facilita el diagnóstico no solo de enfermedades neoplásicas o cáncer, también inflamatorias, degenerativas e incluso infecciosas y “que nos revela la presencia de ciertos elementos que con microscopía óptica no se pueden definir”, señaló el especialista.

Trazabilidad

Una de las grandes ventajas que presenta este tipo de examen es en términos de trazabilidad comenta Pinilla. “Al hacer el procedimiento acá garantizamos que no haya pérdida de material en transporte a otras ciudades como se hacía regularmente en que se enviaba a Valdivia, Concepción o Santiago; primero el tejido no va a correr los riesgos del transporte y segundo, también se van a acortar los tiempos de respuesta”, indicó, agregando que en materia de equipamiento lo más importante son los kit (los reactivos) que tienen un costo y requieren cierto almacenamiento en condiciones especiales, que se proveen en el laboratorio.

Finalmente el anatomopatólogo, sostuvo que el procedimiento no sólo tiene implicaciones diagnósticas, si no también implicaciones pronósticas o terapéuticas, pues dependiendo del resultado, el paciente puede recibir cierto tipo de terapias que van a influir en la evolución de su enfermedad, concluyó el especialista médico.