12, Marzo 2015

Positivo balance de Nueva Ley de Quiebras en Región de Aysén

20150312_130156

De los cinco procedimientos iniciados en la región, tres han incluido renegociación de deudas, mientras que los otros dos se encuentran en tramitación.

“Normativa favorece el reemprendimiento y reinserción laboral de los trabajadores afectados”, afirmó el Seremi de Economía, Mark Buscaglia Solé.

Los cinco primeros meses de implementación de la nueva Ley de Quiebras, que permite a las personas y empresas enfrentar una situación de insolvencia financiera, suman un favorable balance en la Región de Aysén, según el seremi de Economía, Mark Buscaglia Solé; y la coordinadora regional de la Superintendenta de Insolvencia y Reemprendimiento (SIR), Tamara Villegas Redlich.

La Ley de Reorganización y Liquidación de Empresas y Personas, que entró en vigencia el 9 de octubre de 2014, ha sido definida como una legislación moderna, flexible y eficiente. Entre sus objetivos se cuenta reorganizar efectivamente empresas viables y liquidar rápida y eficientemente a aquellas que no lo son. A la fecha en Aysén, la superintendencia ha recibido seis solicitudes de inicio de procedimientos de renegociación de persona deudora. Cinco de estos han sido declarados admisibles y el restante inadmisible.

“Esta ley, que como novedad incorpora procedimientos específicos para personas naturales, se convierte en gran ayuda para que los ciudadanos que lo necesiten puedan enfrentar el problema del sobreendeudamiento. Esta es una normativa que favorece además el reemprendimiento y la reinserción laboral de los trabajadores afectados”, afirmó el seremi de Economía. La primera audiencia de renegociación en la Región de Aysén, en la que participaron acreedores de la banca y del retail, se llevó a cabo en enero con la renegociación de todas las obligaciones del deudor.

Una persona natural que logre un acuerdo de renegociación con sus acreedores podrá solicitar a DICOM o al Boletín Comercial la eliminación del registro de sus deudas morosas, renegociadas en virtud de dicho acuerdo. “Esta ley constituye una herramienta real para todos aquellos ciudadanos que alguna vez tengan que enfrentar la experiencia de vivir una crisis financiera, ofreciéndoles un sistema justo y eficiente para poder sobrellevarla con éxito”, afirmó Tamara Villegas.

“Como Superintendencia debemos actuar como facilitadores en los procedimientos de renegociación, para que los deudores que cumplan con ciertos requisitos, puedan renegociar sus deudas con todos sus acreedores”, agregó la coordinadora regional de la SIR. Hasta el momento 13.825 personas han concurrido a las oficinas de la SIR -7.893 en Región Metropolitana y 5.932 en regiones- con el fin de solicitar información sobre los nuevos procedimientos concursales.

La ley contiene cuatro nuevos procedimientos, dos para las empresas (reorganización y liquidación) y dos para las personas (renegociación y liquidación de bienes). En el caso de las empresas la normativa permite al deudor que ha diagnosticado que su empresa es viable, reorganizarse en forma efectiva, con el acuerdo de sus acreedores, manteniendo en funcionamiento su unidad productiva. En el caso del deudor que ha diagnosticado que su empresa es inviable, permite cerrarla formalmente en un plazo más breve que el establecido en la antigua ley, con el fin de rehabilitarse y reemprender. A su vez, una de las grandes novedades de la Ley N° 20.720 radica en que las personas naturales, a través de un procedimiento administrativo, gratuito y voluntario ante la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento, podrán renegociar sus deudas con sus acreedores o lograr una ejecución expedita y simplificada de sus bienes para el pago a sus acreedores.

“Existe una buena recepción por parte de la ciudadanía en Aysén, que se ha manifestado a través de la concurrencia a las oficinas de la Seremi de Economía (calle Francisco Bilbao N° 425, 2° piso, Coyhaique) para consultar sobre los nuevos procedimientos o renegociación de sus deudas”, agregó Mark Buscaglia. Los procedimientos de renegociación de deuda pueden solicitarlos personas naturales contribuyentes del art. 42 N° 1 de Ley de Renta (trabajadores dependientes) y toda otra persona natural que sea sujeto de crédito (dueñas de casa, jubilados, estudiantes, etc.). Los requisitos incluyen contar con dos o más deudas vencidas por más de 90 días corridos, que sumen más de 80 UF, y no haber sido notificado de una demanda de Liquidación o de cualquier otro juicio ejecutivo.