14, Noviembre 2017

Siervas de San José celebran 60 años en Chile y Aysén recordando histórica llegada a muelle de Aysén

SIERVAS SAN JOSE 2

Trabajo, fe y amor, es el lema que anima a la Congregación Siervas de San José desde su fundación en el año 1874, y el mismo que han tratado de vivir e imprimir en todo el trabajo pastoral que han desarrollado durante 60 años en la región de Aysén.

La llegada de las Siervas de San José a la región se remonta al año 1957, más específicamente el 2 de febrero, así está registrada en el 1º Cuaderno de la Casa de la Comunidad en Puerto Aysén. Las primeras religiosas que pisaron tierras patagonas fueron: Madre Filomena Hernández, Madre Pilar Abril, Madre Francisca Penín y Hermana Irene Gómez, así al menos consta en el libro del P. Vladimiro Memo, Iglesia de Aysén. Puente entre fe y cultura, que agrega que todas, excepto la Madre Filomena se habían embarcado en España para Chile.

Fue precisamente la idea de recordar los años en que estas religiosas llegaron a la región de Aysén, que el Colegio Sagrada Familia programó una serie de actividades, entre ellas, el arribo en una embarcación hasta Puerto Aysén, esta vez y gracias a la gentil colaboración del Muelle Salas se pudo llevar a cabo esta simbólica jornada, la que estuvo acompañada por toda la comunidad educativa del Colegio, la comunidad y algunas autoridades.
El Gobernador de la Provincia de Aysén, Luis Oyarzo, quiso destacar el gran aporte de las Siervas de San José al desarrollo de la educación en la región.

“Una emotiva e importante ceremonia en que se reconoce toda la acción y el aporte que han realizado las Siervas de San José a la región. Recordemos que ellas llegaron hace 60 años atrás y han sido un aporte a lo que es la educación en la zona, tanto en Coyhaique como en Puerto Aysén. Felicitar al Colegio Sagrada Familia que ha hecho esta actividad y poder reconocer el gran aporte que han realizado estas religiosas”.

La madre Margarita Estévez, se mostró muy emocionada y contenta con el reconocimiento de la comunidad.

“Ha sido un día lleno de emociones, de agradecimiento a tanta gente que nos ha esperado aquí y que durante estos sesenta años ha estado cerca de nosotras. Yo recordaba que una vez que venía desde Puerto Aguirre a misionar y el barco llegó hasta acá, la marea estaba muy baja y tuvimos que subir en una escalera de cuerda hasta el muelle y en ese tiempo veníamos con hábito religioso, no como ahora, así es que era difícil subir y me he venido acordando de ese momento. Pero lo más bonito es poder recibir todo este cariño, todo este agradecimiento por los años vividos”.

La madre Josefina del Collado, también expresó su felicidad al recibir tanto afecto de la ciudadanía y los niños del Colegio Sagrada Familia.
“Muy emocionada, muy alegre y agradecida, especialmente de nuestro Dios que nos envió a esta zona. Estos días han sido maravillosos, llenos de cariño y de gratitud, para todas nosotras las Siervas de San José, las que estamos, las que les hubiese gustado venir y no han podido y las que ya fallecieron y que están con el padre Dios en el cielo. Así es que, reiterar el agradecimiento por todo este cariño y amor que han manifestado a través de una y otra cosa en los distintos colegios que hemos estado en Santiago, Coyhaique y ahora en Aysén”.

Para este jueves 16 de noviembre se contempla dar a conocer a un libro y un documental destacando los 60 años de las Siervas de San José. Actividades que culminaran con un acto académico, en el gimnasio del Colegio Sagrada Familia, establecimiento que ha querido agradecer y relevar el valioso aporte de estas religiosas a la educación en Coyhaique, Puerto Aysén y otras zonas del país.