29, Agosto 2018

Intendente de Aysén lamenta que parlamentarios locales hayan hecho fracasar la iniciativa salarial

IMG-20180828-WA0053

También quedan sin reajuste la asignación familiar y maternal, y del subsidio familiar.

No obstante reconocer y valorar que el diputado PPD René Alinco estuvo por aprobar el monto de $286 mil propuesto por La Moneda –votando solo en contra la plurianualidad que buscaba el Gobierno–, este martes la Intendente Geoconda Navarrete expresó su pesar frente a la decisión de los diputados de rechazar el reajuste del salario mínimo.

En la sesión de la Cámara de este martes en Valparaíso el proyecto fue rechazado en doble instancia; primero, respecto al veto presidencial que pretendía aumentar el salario mínimo, y luego tras la insistencia del Ejecutivo, donde fue descartado por no alcanzar los 2/3 que se requerían para su aprobación. La situación motivó la reacción de la primera autoridad regional, quien se mantenía expectante esperando la votación que se verificaba en la sede del Poder Legislativo.

“Como Gobierno –sostuvo la autoridad frente a los medios que llegaron a requerir su parecer en la Intendencia Regional– queremos manifestar lo lamentable que ha sido el resultado que ustedes han conocido del rechazo que obtuvo en la Cámara de Diputados la propuesta de mejoramiento del salario mínimo que había enviado el Presidente Sebastián Piñera”.

Navarrete lamentó la suerte que corrió la iniciativa presidencial en la Cámara Baja “porque no solamente es algo contra el Gobierno, sino que perjudica a cientos de familias, a cientos de trabajadores; consideremos que la propuesta de nuestro Gobierno era aumentar a contar de agosto en $10 mil el salario mínimo, quedando en $286 mil, y a contar de marzo del próximo año en $301.000”

“Lamentablemente la oposición ha preferido mantenerse en la lucha ideológica, más que pensar en el bienestar de las familias y los trabajadores; somos conscientes de que el salario mínimo lo reciben cientos de familias, las más vulnerables, y esperan con ansias año a año saber en cuánto va a ser mejorado”, sentenció.

La Intendente también se refirió a la incertidumbre que genera no cumplir con las expectativas de la población, considerando que muchas familias que reciben el salario mínimo tendrán que seguir esperando debido a la falta de certeza de cómo va a terminar la propuesta del gobierno.

Pese al desánimo que le generó la votación de hoy (ayer), Navarrete tuvo un punto de inflexión y reconoció la forma cómo resolvió la situación el diputado René Alinco, quien votó a favor el reajuste de 10 mil pesos, pero en contra la plurianualidad que pretendía el Gobierno –que buscaba mantener las condiciones de los porcentajes de reajuste hasta marzo del 2021, evitando contaminar el tema con los comicios de 2020–, lo que no bastó para aprobar el proyecto. Situación similar a la protagonizada por su par de la Democracia Cristiana, Miguel Ángel Calisto, quien rechazó las dos votaciones. “La verdad es que la ciudadanía merece una explicación. Esperamos que recapaciten, y que piensen en Chile”, concluyó la Intendente de Aysén.