26, Septiembre 2018

“Piñera sigue haciendo un gobierno que protege más a los grandes empresarios que al medio ambiente y las personas”

Waldemar sanhueza, pdte Ps Coyhaique

Coyhaique.- “En plena crisis medioambiental y social en Quintero, Isla Riesco y Coyhaique, como una de las ciudades más contaminadas del mundo, Sebastián Piñera ha decidió privilegiar a las empresas y negocios por sobre el medioambiente y la salud de las personas”, con estas palabras se refirió el Presidente del Partido Socialista de Coyhaique, Waldemar Sanhueza Quiniyao, a la negativa del gobierno para no firmar en la Organización de Naciones Unidas (ONU) el acuerdo de Escazú, a través del cual se hace vinculante la consulta ciudadana con la implementación de proyectos que impacten el medioambiente o en conflictos medioambientales.
Waldemar Sanhueza, presidente comunal del PS Coyhaique, calificó como “impresentable” la negativa que ha asumido el actual gobierno en torno a un trabajo que se venía desarrollando durante años y que buscaba priorizar sobre los proyectos empresariales la salud de las personas y como un derecho humano el vivir en un entorno saludable. “Esto fue un trabajo de más de 5 años donde Chile convenció a más de 17 países de suscribir este acuerdo. Ahora que no está Michelle Bachelet se toma una decisión en sentido absolutamente contrario. Esto no es sólo reírse de todo un país y comunidades enteras en conflictos medioambientales y sanitarios, es hacernos ver como un país que no genera garantías, juega con la credibilidad internacional de Chile”.
Por otra parte Sanhueza Quiniyao, aseguró que son este tipo de acciones “antojadizas” y sus contradicciones las que tienen con un nivel tan bajo de aprobación. “Sebastián Piñera arrastra a su gobierno y coalición a seguir bajando su aprobación a menos de un año de Gobierno; arrastra a sus parlamentarios a tener que respaldar este tipo de decisiones y dar explicaciones de cómo el Presidente un día da una Cadena Nacional señalando su respeto al medioambiente y dos días después se niega a suscribir el acuerdo de Escazú. Aquí tanto el senador David Sandoval, la diputada Aracely Leuquén y autoridades de gobierno deben explicarles a los coyhaiquinos que viven una crisis ambiental y sanitaria, porqué el gobierno se niega a hacer vinculantes las consultas ciudadanas en materia medioambiental”.
Finalmente, Waldemar Sanhueza fue enfático en advertir que esta “falta de seriedad y doble discurso puede desencadenar en una serie de conflictos sociales, porque en Chile ya estamos cansados que Sebastián Piñera siga haciendo un gobierno a la medida de los empresarios y negocios y no de la salud de las personas y el medioambiente. Este gobierno ha demostrado que le teme a la opinión de la gente, trata de silenciarla y prefiere actuar para el beneficio de unos pocos”.