16, Diciembre 2018

Funcionarios y autoridades de salud Homenajearon a trabajadores de la red asistencial que pasan a retiro

9

Pasadas las 10:30 del mañana del pasado jueves 13 de diciembre, en el salón auditorio del Servicio de Salud Aysén, 5 trabajadoras y trabajadores fueron largamente aplaudidos, a medida que subían al escenario para recibir de mano de las autoridades del sector salud, un galvano de reconocimiento entre otros estímulos de valoración por la constante entrega en su vida laboral y gremial.

Mauricio Brunetti, Director (S) del Servicio de Salud Aysén, expresó ante las y los asistentes, “Ustedes han sido testigos de la evolución de la salud en los distintos establecimientos en los que han debido trabajar, desde la precariedad de insumos, la falta de personal, equipamiento y espacios físicos, hasta ahora que contamos con un desarrollo auspicioso de esta red asistencial, con más recurso humano, tecnologías y recintos más acordes para el desempeño diario. Estamos claros que todos estos avances no son para nosotros, son para las y los usuarios y es que son ellos nuestra gran preocupación, pero si no fuera por ustedes, muchos de estos logros, no serían realidad, pues aquí no hay un antes ni un después, hay un trabajo continuo, ininterrumpido, y ustedes son y serán parte de este construir”.

  • Marilda Inés Mansilla Troncoso
  • Rubén Ulises lepío Manquemilla
  • Jacoba Del Carmen Mansilla Bulnes
  • Gladis Eduviges ortega Ruíz
  • José Matías Ojeda Ojeda
  • Flor Chacano Aguilar
  • Édison Ojeda Inostroza

Son las y los trabajadores homenajeados, quienes guardarán en su memoria, la emotiva ceremonia que fue preparada por el Departamento de Calidad de Vida del SSA y que se ha constituido, en una política de valoración permanente a las y los funcionarios que tras años de servicio se jubilan.

Jacoba Del Carmen Mansilla Bulnes, por años se desempeñó como auxiliar en el servicio de alimentación del Hospital Regional Coyhaique, tuvo palabras de reflexión tras la realización de la ceremonia, en la cual, dirigió un discurso a las y los presentes, en representación de quienes egresan de la institución.

“Yo fui auxiliar de servicio durante 37 años y 8 meses, hoy día que nos están despidiendo, me siento muy bien, por ser reconocidos como funcionarios, que servimos tantos años. El trabajar en el hospital, no es lo mismo que estar en otra institución, en el hospital hay dolor, pena, angustia, es luchar por salvar vidas, desde la persona que hace el trabajo más mínimo, hasta los profesionales médicos”. Comentó la señora Jacoba, al tiempo que llamó a quienes siguen trabajando, a que lo hagan con respeto, entre ellos, haciendo la jornada más amena sobre el entendido que se pasa más horas en el trabajo que en el hogar