22, Enero 2019

Senado aprueba proyecto de la senadora ordenes que busca poner fin al acoso sexual en el ámbito académico

20190122 xordenes sala acoso sexual

Con 38 votos se aprobó en la Sala del Senado el proyecto que regula el acoso sexual en el ámbito académico y lo establece como una vulneración a la libertad y dignidad de las personas, obligando a todas las instituciones de educación superior a adoptar medidas para erradicar el acoso sexual y toda forma de violencia contra las mujeres.

De esta manera, el proyecto presentado por la Senadora de Aysén, Ximena Ordenes, junto a las senadoras Provoste, Allende, Von Baer y el senador Montes, en colaboración con la Red de Investigadoras de Chile, continua avanzando en su primer trámite con la presentación de indicaciones, agendada para el 14 de marzo.

Para la senadora Ordenes, la aprobación de este proyecto tiene la importancia de que es producto de “una agenda pública marcada por la ola feminista y la movilización estudiantil. ¿La demanda? Fin al patriarcado, educación no sexista, y en definitiva, erradicar la violencia en el ámbito académico”.

Durante su intervención en Sala para justificar su voto favorable, Ordenes manifestó  que “la desigualdad, o mejor dicho, la inequidad de género, es un problema estructural, y las universidades tienen un rol proactivo que cumplir en esta materia. Se requiere de un marco de referencia de reglas o prácticas que ya no puede ser neutrales, porque -efectivamente- es el vacío el que permite que este tipo de situaciones no tengan prevención, y menos aún, una sanción”

Mencionó que de las 27 Universidad del CRUCH, 6 cuentan con políticas institucionales de igualdad y 10 han aprobado protocolos, pero que aún se debe avanzar en un marco general que entregue garantías a todas las instancias académicas, sobre todo a las potenciales víctimas de acoso sexual en el ámbito académico, así como en los distintos estamentos.

“Queremos plantear que se requiere un conjunto básico-mínimo de lineamientos de intervención para avanzar hacia una política integral. La experiencia internacional y los estudios comparados nos indican que se requieren avanzar más allá del protocolo”, aseguró.

La parlamentaria además señaló que esta problemática “no solo movilizó a miles de estudiantes, académicas y funcionarias en el año 2018, sino que efectivamente lo que se hace acá es un llamado a cambiar la estructura, a cambiar la cultura y creemos que este es un importante paso en esa materia”, agradeciendo el apoyo de los distintos actores que colaboraron en la presentación del proyecto de Ley, especialmente a la Red de Investigadoras de Chile quienes son autoras de la iniciativa.