8, Julio 2019

Ley de Jornada Parcial Alternativa para Estudiantes Trabajadores lista para su promulgación

4

El desempleo nacional entre las personas de 18 a 24 años alcanzó en 2017 el 20,5%, más del doble del promedio nacional y siete puntos porcentuales más que el promedio mundial.

La nueva normativa generará un aumento del empleo formal de los jóvenes estudiantes, ya que a partir de que entre en vigencia, permitirá a los jóvenes entre 18 y 24 años adaptar el horario de trabajo a las horas de estudio, e impedirá que puedan perder beneficios sociales (como becas estudiantiles o asignación familiar) o su condición de carga en Salud, como sucede en la actualidad.

Es en este marco que las autoridades regionales acudieron hasta el supermercado Unimarc de Coyhaique, para dar a conocer a un grupo de trabajadores–estudiantes esta importante noticia, ocasión en la que la intendente regional Geoconda Navarrete, explicó las bases que sustentan la iniciativa del Ejecutivo. “Antes de este proyecto teníamos una legislación que más que beneficiar e incentivar el trabajo de los estudiantes los castigaba, ya que al estar contratados ellos pierden, por ejemplo, la cobertura de salud, al ser cargas de sus padres; aumentan los ingresos familiares y con ello cambia el Registro Social de Hogares, arriesgando perder beneficios estudiantiles como becas. Por ello nace esta ley, que afortunadamente fue aprobada en las cámaras, y va permitir flexibilizar sus horarios, compatibilizando estudios y trabajo”.

En la misma línea la Seremi del Trabajo y Previsión Social, Andrea Ponce, señaló que esta iniciativa es parte del proceso de reformas que está impulsando el Gobierno en el área y que incluyen, entre otras iniciativas, el proyecto sobre Modernización Laboral, la Reforma a las Pensiones y la actualización del Sence. “Esto es parte de las tareas que el presidente, Sebastián Piñera, nos ha encomendado para modernizar y traer nueva legislación para grupos que actualmente desempeñan sus labores de manera informal, perdiendo con ello derechos de seguridad social, como salud y ahorro previsional, entre otras, ese es el caso de miles de estudiantes del país, por eso nos hemos reunido hoy, para dar a conocer esta importante ley y también para llamar a los empleadores a aportar y apoyar a sus trabajadores que están cursando estudios”.

Jenny Nanco, quien desempeña labores en el supermercado Unimarc de Coyhique y estudia Administración Contable, valoró la aprobación en el parlamento de la iniciativa legal. “Para mi es una buena ley que me permitirá flexibilizar mis horarios, especialmente en los periodos de cierre de los semestres, donde más pruebas o entrega de trabajos tenemos en la universidad, es en esos momentos en que incluso termino muchas de mis tareas los fin de semana”.

Carlos Maya colega de Jenny, quien estudia Técnico en Producción Agropecuaria, extendió un llamado a más jóvenes a desarrollarse, tanto en el mundo laboral como en sus carreras. “Me parece una oportunidad que me permite tener mis ingresos sin descuidar los estudios, es así que puedo decirle a todos quienes creen que no es posible hacer las dos cosas, que sí se puede, permitiendo un desenvolvimiento en todo ámbito”.

Algunas cifras

Las tasas de desempleo juvenil en Chile, de personas entre 18 y 24 años, fue de 20,5% en 2017 según la Casen, lo que representa más del doble del país (7,9%) y es 7 puntos porcentuales más elevada que el desempleo juvenil mundial (13,8%).
Apenas el 9% de los jóvenes chilenos estudia y trabaja y cerca de la mitad lo hace de manera informal. Creemos que con esta Ley aumentaremos la participación laboral juvenil, y los jóvenes que estudian y quieran trabajar lo puedan hacer con un contrato de trabajo, de manera formal y con empleos de calidad, es decir con seguridad social y protección.

Del total de jóvenes que trabaja en Chile, el 34,9% lo hace sin protección legal, solo un 8,8% entre 18 y 24 años estudia y trabaja; un 40,9% sólo estudia; un 28,4% sólo trabaja; y un 22%, los denominados “NINIS”, que no trabaja ni estudia.

En los países desarrollados más del 50% de los jóvenes trabajan y estudian. En comparación con los países de la región, Chile el país con la tasa más baja de jóvenes que estudian y trabajan (8,8%), siendo que, en América Latina, el 13,8% de los jóvenes entre 15 y 24 años estudia y trabaja (OIT, 2010).