1, Julio 2019

Reforma tributaria es un retroceso en derechos sociales y un apoyo a los súper ricos

Foto (1)

El gobierno ha justificado que ésta reforma apunta a apoyar las pymes y la inversión, así impulsar el crecimiento y el empleo, pero la reintegración tributaria permite la distribución de utilidades que no se invierten, justamente lo opuesto a la inversión. 

En la mayoría del mundo las empresas y los dueños de ellas pagan sus impuestos, hoy la tendencia mundial es aumentar los impuestos a los más ricos, así los mismos multimillonarios norteamericanos piden un impuesto a la riqueza, para ayudar políticas de salud, educación, desarrollo económico y cuidado medio, de manera de fortalecer la democracia y disminuir las desigualdades; totalmente lo contrario que está proponiendo este gobierno.

El Partido Por la Democracia contrario a respaldar la Reforma Tributaria que se comenzará a discutir, debido a que favorece la Integración del Sistema de las empresas, donde las rentas del capital no van a pagar impuestos. En el año 1984 se integró el sistema entre las empresas y sus accionistas, de modo que el impuesto que pagaban las empresas le sirve de crédito para el impuesto global complementario que pagaban los accionistas al momento de retirar sus dividendos, así descontar de los impuestos que pagan sus empresas.

El vicepresidente del PPD Horacio Velásquez señalo: ¨Los impuestos que se recaudan actualmente son insuficientes para nuestro nivel intermedio de desarrollo, hay numerosas necesidades insatisfechas en pensiones, educación, salud y cuidado del medio ambiente que nos impiden un desarrollo integral de la sociedad, sino por el contrario aumenta las desigualdades y el descontento social¨.

Se estima que anualmente son alrededor $520.000 millones de pesos que se dejan de recaudar por el estado para la inversión pública, recursos podrían servir como crédito a los accionistas de las mismas compañías, descontando así tributo. Horacio Velásquez señalo: ¨Se estima que son 25 hospitales como el Cochrane que se dejarían de construir por año una vez aprobada la reforma. La integración es un retroceso en recaudación y en el tiempo no es un incentivo directo a la inversión, que es vital para el crecimiento económico. Nos preocupa que se anuncie como un hecho positivo que se apoyará la reforma tributaria, ya que ésta reforma, solo beneficia a los grandes dueños de las empresas y no a las personas comunes y corrientes¨.

El PPD critico el acercamiento de la Democracia Cristiana con la derecha y pone en dudas el acuerdo político que existía con la centro izquierda. El proyecto, no es una modernización del sistema, sino que es un beneficio para las fortunas más grandes del país. La recaudación tributaria del 1% de la población más rica aporta cerca 80% de los impuestos ingresados al fisco.

Para el vicepresidente del PPD menciono que: ¨si bien la reforma en discusión, contienen normas que pueden ser beneficiosas para las Pymes, van a afectar en el tiempo a los más necesitados, retrocediendo en derechos sociales y en beneficio de los grandes grupos económicos. Entonces si se quiere apoyar las Pymes, debería solo presentarse un proyecto de una banca con incentivos para su desarrollo¨.