9, Octubre 2019

Comisión Justicia y Paz rechaza amenaza a dirigenta de Quintero-Puchuncaví

D

La Comisión de Justicia y Paz, del Vicariato Apostólico de Aysén, integrante desde su fundación de la Fuerza Socioambiental (FSA) se sumó al comunicado de esta organización que denuncia y exige resguardo para la reconocida presidenta de Mujeres en Zona de Sacrificio en Resistencia (Muzosare), Katta Alonso, quien fuera amenazada por su emblemática lucha en contra del enjambre termoeléctrico que contamina la Bahía de Quintero.

El comunicado informa que “La coalición nacional ´Fuerza Socioambiental´ (FSA), que agrupa a diversos dirigentes socioambientales y comunidades en conflicto por proyectos destructivos, de norte a sur de nuestro país, se declara en alerta por el grave amedrentamiento del que fuera víctima Katta Alonso Raggio, dirigente de Mujeres en Zona de Sacrificio en Resistencia”.

La información explica que “Katta Alonso, presidenta de MUZOSARE fue amenazada cobardemente este martes 8 de octubre de 2019 por un desconocido, quien merodeando su hogar en la ciudad de Ventanas, abordo de una camioneta Fiorino color naranja le dijo directamente que le iban a quemar su hogar, en tanto, Katta sería la primera en tener que abandonar la zona”.

Más adelante los dirigentes de FSA expresan: “Nos declaramos en alerta. Es cada vez más común que como defensores de nuestro país, nuestras familias y territorios, seamos hostigados, amenazados e incluso dañados, hasta la muerte”.

“Actuamos —agregan— responsablemente en respuesta a la grave contaminación, episodios de contaminación y vulneración de derechos a la salud, el medio ambiente e integridad, que viven los habitantes de las cada vez más abundantes zonas de sacrificio en Chile, donde Ventanas es un ícono de sobre industrialización de la bahía”.

El comunicado continúa denunciando la preocupación sobre integridad física de todos los dirigentes comprometidos con temas socioambientales: “Los representantes de la FSA exigen a las autoridades que velen por la seguridad de los dirigentes de los movimientos ambientales y territoriales que están siendo hostigados y perseguidos por demandar el cierre de proyectos de alto impacto social y ambiental, como termoeléctricas, hidroeléctricas y plantas agroindustriales en zonas frágiles ecosistémicamente y/o saturadas de industrias. Finalmente declaran que: “las y los líderes de la Fuerza Socioambiental no se dejarán amedrentar por grupos o empresas extractivistas que atentan contra nuestras comunidades. Unidos seguiremos luchando por nuestros territorios”.

La situación de la dirigente de MUZOSARE sucede en el contexto de trascendidos de medios de comunicación nacional que informan que el Gobierno evalúa el cierre de la fundición Ventanas de Codelco, iniciativa que sería anunciada en el contexto de la próxima realización de la COP25 en diciembre en Santiago de Chile, y que ha levantado la respuesta inmediata del sector empresarial.