16, Marzo 2020

A todos los miembros de la Iglesia de Aysén

DD

Atendiendo responsablemente los llamados e indicaciones de las autoridades regionales y nacionales, sobre todo del sector Salud, la Iglesia de Aysén comunica las siguientes resoluciones para los próximos 15 días, a partir de hoy 16 de marzo:

  1. Se suspende toda actividad pastoral que pudiera reunir a más de 10 personas: Misas, Liturgias, Catequesis, Novenas, Velorios, Encuentros de Formación, etc.
  2. En Misas y actividades con participación restringida se ruega atender las medidas de precaución: en el saludo, la comunión en la mano, las distancias entre personas,…
  3. Radio Santa María con sus transmisiones facilitará la participación desde sus hogares a Misas, Liturgias, informaciones eclesiales,…
  4. Consultas, solicitudes e informaciones pastorales y eclesiales pueden hacerlas al o a los responsables de cada lugar (sacerdotes, diáconos, religiosas) y a nivel Vicarial al teléfono 67 2 212300  o  al celular 9 67626534, o al mail: información@iglesiadeaysen.cl
  5. Por razones pastorales, vista la realidad actual,  autorizo a los hermanos diáconos y a las hermanas religiosas de La Junta a administrar el Sacramento de la Unción de los Enfermos en caso que la situación lo amerite.
  6. Estas situaciones muy especiales y a veces dramáticas a que nos somete un virus nos llaman a reflexionar, entre otros elementos:
  1. En este mundo, todo está conectado y sentimos la fragilidad y las limitaciones de nuestra vida, de nuestras tecnologías y de la misma ciencia;
  2. Este tiempo es una oportunidad para unirnos, valorar y rezar más como familia, fortaleciendo el hogar como Iglesia Domestica y nuestra casa como Templo.
  3. La cuarentena a que están sujetas tantas personas nos conecta con la Cuaresma, tiempo para vencer el corona virus y los inhumanos y mortales virus del odio, del egoísmo, de la indiferencias, de la violencia, del consumismo,… que secan nuestro corazón, enferman gravemente el alma de Chile y matan la paz, la hermandad y la fecundidad que el Amor de Dios regala permanentemente a cada una de sus creaturas.
  1. Invocamos la protección de la Virgen María, Madre de Aysén, por todos los enfermos, por quienes los cuidan y buscan aliviar sus dolores,  y pedimos la bendición del Señor.