26, Abril 2020

El sistema de AFP y capitalización individual debe terminar.

28371428497_c43e5b7bc9_o (2)

La senadora de la Región de Aysén, Ximena Ordenes, aseguró que el actual sistema de AFP y capitalización individual debe terminar, y que Chile necesita avanzar hacia un nuevo pacto en seguridad social para pensiones dignas y solidarias, a través de un sistema tripartito entre el Estado, las empresas y los trabajadores con tres pilares básicos.

Ordenes dijo que “el sistema de AFP -desde su creación en 1981- ha sido un mecanismo que tiene a los jubilados de nuestro país inmersos en pensiones de miseria para la tercera edad, las personas se jubilan sólo con un porcentaje mínimo de su sueldo y no con el 100% como prometía el sistema de AFP en la década de los 80”.

La parlamentaria además adelantó que través de un proyecto presentado en el Senado junto a los senadores Navarro, Bianchi, De Urresti, Provoste y Latorre, se buscará derogar el Decreto Ley 3.500 de 1980, con el fin de nacionalizar los ahorros obligatorios que administran las AFP; traspasar las funciones de la Superintendencia de Pensiones, del Instituto de Previsión Social e Instituto de Seguridad Laboral al nuevo Instituto de Seguridad Social de Chile; y crear el Sistema de Pensiones Solidarias ( SIPENSOL) y la Pensión Básica Universal (PBU).

Asimismo, aseguró que, hoy día, las pensiones autofinanciadas bajo AFP para las mujeres no superan los $25.000 mensuales y para los hombres bordean los $110.000, en la mediana. Por su parte, las AFP ganan en promedio cerca de 30% de rentabilidad sobre patrimonio, pero su gestión en rentabilidad de los fondos de los pensionados apenas llega a 6% anual en la última década.

“Este sistema de capitalización individual a través de las AFP, tiene por consecuencia que las personas al jubilarse pasan a un estado de pobreza. Con este sistema, no son los pensionados quienes han ganado sino el mercado de capitales. Queremos un sistema real de seguridad social que sea solidario y universal”, indicó.

Según la senadora, este nuevo sistema debe estar basado en aportes tripartitos del Estado, la Empresa y los Trabajadores, para garantizar 3 pilares básicos que conformen -en suma- la nueva pensión: un pilar base universal, un pilar contributivo por ahorro colectivo, y un pilar de ahorro voluntario.

“Bajo este sistema el Estado debe aportar una pensión universal garantizada para el 100% de chilenos y chilenas igual a la línea de la pobreza”, indicó.

La propuesta de la senadora Ximena Ordenes plantea que el sistema contributivo de cotización debe ir a un fondo de ahorro colectivo con beneficios definidos de pensiones, en el cual el trabajador tenga un registro de sus ahorros y la pensión en este segundo pilar se calcule en base a los años cotizados y donde la rentabilidad de los fondos sea garantizada por el Estado en base a una tasa mínima establecida por ley.

El modelo que plantea la parlamentaria se denomina “cuentas nocionales” y ha sido eficazmente usado en países como Suecia y Canadá.

“El aporte deberá ser paritario en el tiempo, donde del 10% que actualmente cotiza el trabajador se sume otro 10% a aportar por el empleador en un horizonte razonable de años de gradualidad. La solidaridad quedará reflejada en que los riesgos de los vaivenes del mercado no serán asumidos individualmente, se establezcan ajustes para disminuir la brecha de género de manera tal que hombres y mujeres tengan derecho al mismo beneficio habiendo ahorrado la misma cantidad de años”, dijo Ordenes.

Indicó que “también es necesario rediseñar el ahorro voluntario para que este de manera colectiva en las empresas tenga incentivos para llegar con mayor profundidad a la clase media y no como ocurre hoy donde los depósitos convenidos que usan los ejecutivos para sus bonos anuales son los principales beneficiados del incentivo tributario”.

“En este nuevo sistema universal y garantizado de pensiones no tendrán cabida las AFP ni las cuentas de capitalización individual, sino un ente público robusto técnicamente y autónomo de los Gobiernos de turno, que tendrá por función principal administrar el fondo de ahorro colectivo y solidario maximizando el monto de las pensiones a pagar a lo actuales y futuros jubilados”, dijo.

La senadora Ordenes además señaló que una propuesta que incluye estos principios fue entregada a la Ministra del Trabajo y Previsión Social el 20 de Enero de 2020, como resultado del trabajo de la Mesa Técnica de Oposición que incorporó la visión de distintos partidos de Oposición, desde el PC a la DC, lo que se suma al proyecto presentado con un grupo de senadores para derogar la mencionada Ley 3.500.