6, Mayo 2020

Hospital de Puerto Aysén implementa protocolos para casos COVID-19

_MG_0254

Medidas obedecen a los lineamientos establecidos desde el Servicio de Salud Aysén para todos los Hospitales comunitarios y el Hospital de mediana complejidad de Puerto Aysén y demás establecimientos de Atención Primaria.

Hoy en día, la región de Aysén se encuentra en fase tres de la pandemia del COVID-19, esto quiere decir, que es una instancia epidemiológica en que no hay transmisión comunitaria, solo casos importados por otras regiones.

“No hemos tenido nuevos casos confirmados desde el comienzo del mes de abril, sin embargo, seguimos trabajando en alerta por posibles casos que puedan ingresar a la región”, afirmó la Dra. Odette Abde, Jefa del Servicio de Urgencia del Hospital de Puerto Aysén.

Por lo tanto, se han dividido los espacios y el equipo de trabajo del Servicio de Urgencia, en atención respiratoria y no respiratoria, en el cual se han habilitado dos box de atención médica, otros dos de observación de casos respiratorios y el resto de la urgencia para pacientes sin síntomas respiratorios. En el caso del box de reanimación, se ha desarrollado un protocolo de atención para pacientes con sospecha de coronavirus, donde “se ha definido un equipo de trabajo esencial para minimizar la exposición al posible contagio de coronavirus a la mayor cantidad de personal posible”, afirma la Dra. Abde.

Por otra parte, se ha estado trabajando en conjunto con el SAMU y el Hospital Regional de Coyhaique, para realizar protocolos de traslado de pacientes con casos confirmados de coronavirus, todo esto para ofrecer una mejor calidad de atención y de manera más expedita y así no correr riesgo de contagio del personal.

Sin embargo, aunque en la actualidad no hay casos activos por COVID-19 en la región, se han detectado casos sospechosos, para lo cual se han realizado al menos un test diario. Estos test son procesados en el laboratorio CIBA, ubicado en la ciudad de Puerto Aysén, con disponibilidad de resultado en menos de 24 horas. En el caso que no se pueda llevar la trazabilidad del contagio, se volverá más estricta la división en la urgencia, cortando por completo el tránsito entre cada área, y se habilitará una nueva sala de urgencia (ex sala de OIRS).

En la eventualidad de que la cantidad de casos o sospechas diarias de COVID-19 superen la capacidad hospitalaria, se generaran planes de contingencia para evitar el colapso de nuestra red asistencial. “Cuando determinemos la cantidad de casos por coronavirus o de sospechas diarias, y esta supere nuestra capacidad de atención, estamos planificando extender la urgencia al sector de policlínicos, en donde se va a separar por completo”, expresó la Dra. Abde, por lo que el servicio actual de urgencias quedaría para casos respiratorios y el sector de policlínico para pacientes sin síntomas respiratorios, y de esa manera se podrán realizar atenciones en dos lugares distintos para disminuir el riesgo de contagios.

Cabe destacar que estas medidas obedecen a los lineamientos establecidos desde el Servicio de Salud Aysén para todos los Hospitales comunitarios y el Hospital de mediana complejidad de Puerto Aysén, las cuales, en coordinación con los CESFAM, CECOSF y postas rurales de la región.