1, Junio 2020

Área de INDAP de la Junta lidera venta masiva de 1.000 terneros con destino a Coyhaique y Décima Región

La Junta 2

La localidad de La Junta está ubicada a 280 km al sur de Coyhaique, entre la confluencia de los ríos  Rosselot y Palena. Lo llaman el “Pueblo del Encuentro”, el cual se caracteriza por enfocarse principalmente a actividades   turísticas y ganaderas.

Claro está, La Junta hoy bordea los cerca de 6.200 vientres de ganado, desarrollo productivo en su mayoría impulsado por cerca de 250 usuarios acreditados por INDAP, que por estos días destaca por una de las ventas asociativas más importantes del año, gestionada por el Área  de la localidad,  a comprador de Coyhaique y la Décima Región.

Se trata de la venta de 1.000 terneros, acción que favoreció a 52 agricultores y que contó con la gestión de la AG Agrícola y Ganadera de Pequeños Agricultores de La Junta, y el apoyo del PRODESAL de la comuna de Lago Verde.

De esta manera y dada la contingencia social producto de la Pandemia por COVID – 19, desde el Área de INDAP se realizaron las coordinaciones telefónicas para poder gestionar dicha compra, la cual contó también con el apoyo del agricultor Linardo Shmidt, perteneciente a la AG. Agrícola y Ganadera de Pequeños Agricultores de La Junta, quien realizó las gestiones de traslado de los animales a las ferias, tanto de Coyhaique como de la Décima Región.

Por su parte, dentro de las razas comercializadas en la oportunidad destacan: Clavel (mayoritariamente), Angus y algo de hibridaje con seis a ocho meses de edad y con pesos entre los 180 y 260 kilogramos (lo que es un buen peso para la zona productiva). Así también, cabe destacar las buenas aptitudes cárnicas de estas razas, cualidad muy valorada por el mercado nacional.

Una de las particularidades de las ventas de terneros y terneras que se realizan en esta fecha (otoño), van encaminadas para la recría y posterior engorda en sistemas productivos de la región de Los Lagos principalmente. Así lo indicó el Jefe de Área de La Junta, Juan Pablo Luzzi, quien agregó que uno de los efectos positivos asociados a la comercialización masiva de ganado, es que es posible bajar la carga animal de los campos, a fin de que los vientres tengan más forraje en los meses invernales, ya que están en su último tercio de la gestación y es cuando tienen una mayor demanda de nutrientes. Así también, de esta forma los ganaderos obtienen su principal ingreso anual por la venta de sus animales.

Por su parte, otras gestiones del Área se han visto reflejadas en el  fortalecimiento del rubro con otros instrumentos como: SIRDD- S  (Programa de Recuperación de Suelos Degradados), PS (Praderas Suplementarias), Retención de Vientres, Programa Desarrollo de Inversiones (PDI), el Fondo de Operación Anual (FOA) y el Programa de Mejoramiento a la Competitividad de la Ganadería Bovina en la AFC de la región de Aysén, el cual comenzará a operar el segundo semestre de este año,  y que tiene como objetivo central contribuir al mejoramiento de la calidad genética del ganado de las explotaciones, instalar capacidades técnicas y manejos en forma permanente y finalmente, Impulsar la ganadería bovina a través de equipamientos, infraestructuras, innovaciones y/o mecanización del predio.

“Desde INDAP creemos en las fortalezas y el aporte productivo que tiene el rubro ganadero, pero también estamos convencidos que hay que adaptarse a las nuevas formas de competitividad que exige el mercado. En ese sentido el Programa Mejoramiento de la Competitividad Ganadera, responde íntegramente al propósito institucional que es fortalecer técnicamente el desarrollo productivo ganadero, pero también incorporar mejoramiento genético y recursos para modernizar  uno de los principales rubros que hoy sostienen la economía de Aysén”, finalizó Patricio Urrutia Ramírez, Director Regional de INDAP Aysén.