20 Octubre 2014

CUANDO EL PILCHERO ESTA MAL ESTIBADO Y ADEMÁS NO CABRESTEA

ANDRES GILLMORE
Andrés Gillmore

No hay duda que en Aysén somos capaces de poner el grito en el cielo y de movernos por nuestros derechos y lo hemos demostrado históricamente desde la misma guerra de Chile Chico, donde un grupo de colonos a orillas del lago General Carrera supo dar cuentas ante la brutalidad de las Sociedades Explotadoras y a los días de hoy muy cabalmente con el tema HidroAysén; pero con el Movimiento Social pecamos de tímidos y no tuvimos el valor de enfrentar la triste realidad, que la mesa y los voceros del Movimiento no representaban como debían los intereses de la región y no supimos enfrentar esa realidad tan dolorosa y nos conformamos con creer que lo mejor era callar y simplemente las organizaciones que componíamos la base de sustentación del Movimiento, Coordinadora regional anti represas, ANEF Aysén, Pescadores artesanales simplemente nos retiramos; cuando lo debido era enfrentar la verdad por muy dolorosa que esta fuera y finalmente los ciudadanos nos quedamos sin pan y pedazo, pero los voceros y los políticos se acomodaron muy bien y se los aprecia muy bien por lo menos hasta ayer.

Si analizamos con profundidad y proyección el devenir diario de nuestra política interna, lo único que apreciamos es una gran disputa de grandes egos con nombres propios, que están a disposición de los partidos políticos o de lideranzas personalistas, que no representan el bien general de la región. Todos de una u otra manera han estibado mal sus pilcheros con cargas peligrosas, que en términos de trascendencia y de fondo, influencian de mala manera su actuar en la región en temas trascendentales y relevantes, que son los que verdaderamente importan y nos encontramos con increíbles eufemismos, que durante un periodo apoyan una determinada ley y luego en el otro periodo (actual) son contrarios, solo para hacer el juego político, ser monedas de oro y mantenerse en los cargos.

A pesar de todos los discursos, aun no tenemos un Plan de Desarrollo Regional y un adecuado manejo de cuencas en la región, que permita un desarrollo estratégico regional de acuerdo con lo que somos, que raye la cancha con reglas y protocolos claros y definitivos. Los intereses creados por nuestros recursos naturales por los diferentes grupos de poder, son más accesibles con el desorden actual y los políticos llenan los medios con temas menores “que hace que hace, pero en verdad no hace”.

La gran oportunidad que tuvimos con el Movimiento Social se fue lisa y llanamente al tacho de la basura, por esos mismos intereses que nos intervinieron y sobre todo por un actuar poco aysenino de nuestros representantes, que manejaron los voceros y la mesa que nos representaba, para hacer fracasar los objetivos que perseguíamos; todo comenzó con la feliz ocurrencia y muy estratégica por decir a lo menos, de llevarlos a la Moneda y manipularlos fuera de su hábitat natural y eso fue idea de los políticos que “asesoraban” al Movimiento en ese entonces, basta con revisar la notas de prensa y sobre todo las fotos.

Seguramente muchos dirán que por eso la política no vale nada. Pero a ciencia cierta la política no tiene nada que ver con esto; la política esta muy bien gracias, ella es inherente a lo que somos como seres humanos en todo orden de cosas y a diario. No creer en la política es en si mismo una posición política muy definitiva, Lo que esta mal son los políticos, porque LAS FORMAS DEL DISCURSO, HAN PERDIDO EL FONDO DE LA CUESTIÓN.

El tema de los gastos reservados que la semana ante pasada acaparo los titulares de los medios y pudimos constatar los manejos de los partidos políticos para financiarse nos demostró pero sin asombro, como el recién llegado diputado Iván Fuentes, independiente, pero bajo la tutela de la DC, a poco llegar ya estaba metido en temas complicados y había recibido la no despreciable suma de 58 millones de pesos por ese concepto, que lo dejaba en el top 3 del ranking de la lista de los diputados que más recibieron dineros por gastos reservados.

El caso del grupo Penta demostró porque nuestros empresarios son eficientes, tan ahorrativos y puntillosos con sus cuentas y no desperdician nada, se preocupan hasta por simples migajas, dado los valores que manejan estos magnates y no dudaron en emitir facturas falsas cuando hicieron donaciones a las campañas políticas, además estas “donaciones son transversales ideológicamente”, lo importante es que sirva para los intereses. El mezquino error los dejo a merced del S.I.I. y de todas las implicancias para los involucrados. Lo que me hace suponer a ciencia cierta, que si una empresa o empresario financia a un político, este es contactado inmediatamente para que el político en cuestión sepa quien le deposito y cuando se oprima el botón este a disposición de los intereses propios y no salga con cosas raras después.

Cuando uno no esta adentro de la política partidista, cree que para ser candidato basta con tener cualidades de líder, ser reconocido, tener buenas ideas, consciencia social y ser honesto, que el partido sea cual sea su ideología al ver esas cualidades lo tomara y lo financiara para que lo represente con sus ideas. Eso no es así bajo ningún concepto. Si el candidato tiene cualidades a fin de cuentas no es lo más relevante; lo importante es si tiene las lucas para financiar su campaña, el resto son detalles subsanables. Si cualquiera de nosotros posee de 5 a 15 millones de pesos en Aysén y quiere ser candidato a cualquier cargo, puede tocar la puerta de un partido político, poner el dinero sobre la mesa y postular a la nominación; de seguro se abrirá la puerta. Si no posee las cualidades el partido se encargara, le pondrá un tutor para que en caso de ser elegido “lo guie” y “lo lleve por la buena senda del partido”.

Pero si no tiene los dineros y por esas cosas del destino es vocero de algún Movimiento Social y le quieren sacar provecho los intereses creados de los grupos de poder, el tema de las platas para financiar una postulación se puede subsanar con el ítem de los gastos reservados y eso fue lo que anulo y destruyo el Movimiento Social. Iván Fuentes y Misael Ruiz voceros de Aysén ante el gobierno, tenían como objetivo anular la pretendida Ley de Pesca en Aysén en ese entonces, por eso se creo precisamente el Movimiento al saber que la ley destruiría a los pescadores artesanales y en Aysén los transformaría en mano de obra barata para el gremio de salmoneros y los industriales de la pesca y a pesar de todas las consecuencias negativas para la gente que representaban, se dejaron influenciar por los intereses creados, que eran contrarios a los objetivos del Movimiento. En el caso del hoy diputado Fuentes, le fue abierto un crédito por ese hacer por parte de la DC y ayudara a aprobar la Ley de Pesca que beneficiaba a varios jerarcas del partido y por ende al mismo partido y su financiación.

El mismo Iván Fuentes en el debate realizado en Radio Santa María con los otros candidatos a diputados a principios del mes de noviembre del 2013 en plena campaña por la diputación, al cual asistí por funciones de trabajo, reconoció públicamente que había recibido aportes de capitales privados para su campaña y era fácil hacer la relación de Fuentes con la ley de Pesca y con los industriales de la pesca.

Fuentes no se presento al debate organizado por la CNN en Santiago precisamente por este tema, sabia que saldría a la palestra el tema del Movimiento y quien le había financiado la campaña y lógicamente y es entendible dada su realidad, que no podía permitir que a nivel nacional, supieran que había traicionado al Movimiento Social por Aysén, para ser candidato a diputado.

Estos son temas que debemos tener claridad y saber avaluarlos como corresponde, ya nada se puede cambiar y habrá que esperar a que el mandato de 4 años termine, para no podemos volver a cometer los mismos errores; debemos tener consciencia de la realidad y saber leer el entre líneas de la política y sobre todo del discurso, que la forma no destruya el contenido. No podemos clamar por regionalización, descentralización y pretender elegir intendente por voto popular, si nosotros los ciudadanos cometemos los mismos errores de siempre y terminamos votando por quienes no representan nuestros verdaderos objetivos; de esa forma nunca lograremos desarrollar las bases para un desarrollo real y con proyección de futuro.

Sin duda alguna necesitamos una renovación total de nuestros representantes en el congreso y para eso tenemos que tener la capacidad de ayudarnos nosotros mismos y todo parte por saber elegir bien a la hora de votar.