16 Junio 2019

EL ERARIO NACIONAL ES UNA CAJA DE PANDORA

Hugo Pérez
HUGO PÉREZ WHITE

El Erario Nacional lo constituye el dinero que se recauda a través de impuestos directos e indirectos   mediante los cuales el Estado  los distribuye a los diferentes ministerios para la ejecución de proyectos en salud, vivienda, obras públicas, educación y otras carteras que  necesitan recursos para obtener un desarrollo sustentable en el tiempo.-

Estos impuestos son generados por todos los ciudadanos y por eso la sociedad se manifiesta inquieta y molesta cuando algunos funcionarios en uso de atribuciones que no les corresponden legalmente, aparecen con dineros  malversados, desviados,  mal gastados o destinados expresamente para ítemes distintos y  no invertidos en infraestructura que el país necesita.-

Los impuestos ingresan a las arcas fiscales por dos vías y son los impuestos directos que se imponen a las personas o empresas  y los impuestos indirectos que se  aplican a los bienes de los ciudadanos siendo los más conocidos y de mayor importancia por su alta recaudación, como el  impuesto al valor agregado más conocido como IVA, impuestos a la propiedad, al alcohol, a los cigarrillos, las importaciones y la gasolina.-

Los malos manejos económicos en algunas instituciones públicas son un mal hábito que se ha acrecentado en el país, todo lo cual va en desmedro del dinero de todos los chilenos que aportamos para  incrementar las arcas fiscales y que con cierto sigilo y   preocupación se han dado a conocer a través de los medios de comunicación de dineros mal usados y supuestas malversaciones de fondos públicos.

y al final nadie es  responsable de estos actos,   quedando todo en la  duda para terminar finalmente en el olvido.-

Estos dineros extraviados por hábiles digitadores informáticos, nunca serán devueltos al Fisco o reembolsados a la Caja Fiscal si así se le quiere llamar, como aconteció en el bullado caso de las subvenciones escolares cuyos dineros no llegaron a las aulas donde los alumnos, padres, apoderados y profesores, esperaban concretar algún proyecto y ahora se están descubriendo nuevas modalidades para defraudar al Fisco y ellas han provocado mucho revuelo nacional, pero, ninguna solución en concreto.-

Simplemente los miles de millones de pesos defraudados se fueron lejos del mundanal ruido y las arcas fiscales seguirán esperando eternamente hasta que otro escándalo nos despierte de este letargo que momentáneamente  estamos viviendo.-

Los funcionarios públicos nombrados para administrar los fondos del estado y que no cumplen eficientemente su misión desviando esos fondos a cuentas bancarias personales o inversiones, viajes al extranjero, fiestas suntuosas familiares y quizás a qué otras causas,  están cometiendo actos ilícitos y si ellos son comprobados judicialmente o sancionados por organismos contralores del estado, deberían quedar inhabilitados para ejercer  cargos públicos aparte de las sanciones judiciales que los  tribunales determinen.-

Por eso cada gobierno que asume el control del Estado, envía al parlamento su proyecto que modifica algunos impuestos que permitan acrecentar los ingresos fiscales y financiar así obras públicas proyectadas a futuro y en forma permanente.-