11 Junio 2019

LA ZOIT DE LA CUENCA DEL LAGO GENERAL CARRERA (CHELENKO) DETUVO A LOS SALMONEROS; A HIDROAYSÉN; Y LO HARÁ ANTE LA IRRUPCIÓN MINERA

ANDRES GILLMORE
Andrés Gillmore

 

Normalmente el Gobierno Regional no se debe a la región y si a la Moneda, normalmente no se meten en temas de preponderancia regional y sobre todo en temas ambientales, que son la base de sustentación de cualquier actividad productiva relacionada con las comunidades. No esta demás decir, que lo que esta sucediendo con la Mina El Toqui en Mañihuales, que desde hace 30 años contamina el río Mañihuales con arsénico y comprobado por el Colegio Médico de Chile. Lo mismo sucedió con la transnacional minera Cerro Bayo Mining Company en Fachinal. Que por malos manejos laborales tuvo la culpa del desaparecimiento de dos trabajadores bajo la mina y contaminaron la laguna verde al utilizarla como pozo de relave y dique de cola y para qué hablar de la salmonicultura, que ha contaminado todo el litoral de Aysén y el gobierno regional como si nada.

Todos los hechos arriba mencionados han ocurrido a vista y paciencia de los Gobiernos Regionales sin importar su ideología. Los diputados y senadores, casi ninguno ha tenido la capacidad de ponerse la camiseta de Aysén en el tema ambiental. Los únicos dos parlamentarios que han sacado la cara por la región. Ha sido el ex-senador Antonio Horvath que todos conocemos su legado y el ex-diputado por dos periodos Leopoldo Sánchez; quien presentó un proyecto de ley que duermo el sueño de los justos en el congreso, para tipificar el delito ambiental y que se atrevió a poner sobre la mesa en la década de los 90, los conceptos de denominación de origen y sello verde; que son parte del diseño de la proyección regional en relación con productividad y desarrollo, que en la actualidad son verdaderamente relevantes para el uso sustentable del territorio.

Si nos fijamos bien en la historia regional, Aysén es lo que es gracias a la labor de sus pobladores, que nunca han contado con una ayuda real por parte de los diferentes gobiernos de turno. Tanto es así, que la misma Carretera Austral no fue un proyecto de desarrollo económico y social. Su construcción fue sustentado por un posible litigio con Argentina. La colonización tanto del norte como del sur, fue realizada espontáneamente a inicios del siglo 20 y el desarrollo productivo que se generó en esa instancia, fue gracias a la fuerza y el empuje de los pobladores, que supieron trabajar y transformarse hasta el año de 1992 en una región productora de lana y carne a nivel nacional. Pocos saben, que hasta el año de 1992 Aysén entregaba toda su producción de lana a la industria nacional como Oveja Tome, Summar, Yarur y que un gran porcentaje de la carne vacuno que se consumía en el norte, tenia procedencia aysenina y que era comprada entre otros, por Tattersall, Frigorífico O’Higgins, Almac S.A. y Unimarc S.A. El queso mañihuales era muy reconocido dentro y fuera de Chile, producido por la Planta Faenadora Mañihuales con domicilio en Coyhaique, que también exportaban liebres a Bélgica y Holanda.

Cuando Chile se asoció al Mercosur, se perdieron instantáneamente los poderes de compra de lana, al quebrar la industria textil chilena y lo mismo ocurrió con los animales vacunos para faenación que se transportaban al norte, al permitirse la entrada de carne desde países limítrofes.

La crisis que se desarrolló Aysén y sobre todo en el sur, fue tremenda. Tanto fue así, que la ganadería hasta los días de hoy no ha recuperado esos niveles de producción. El gobierno como siempre se lavó las manos ante el tema y los pobladores quedaron a su suerte como siempre. Por eso hago la conección con lo que voy a relatar a continuación, que demuestra fehacientemente, que cuando los privados se unen con el Gobierno Regional en igualdad de condiciones y se escuchan, la proyección que se puede alcanzar no se tiene limites y los resultados son estupendos y con proyección de futuro.

La crisis como relate en el párrafo anterior fue tremenda; muchos y me incluyo como poblador del valle del león en ese entonces. Literalmente quedamos de brazos cruzados. Que podíamos hacer si nadie compraba lana y el ganado que produciamos no tenía valor de mercado. Ante esta crisis terminal que me tocaba vivir y con una familia que alimentar y educar, la única solución que vi para seguir trabajando en la cuenca del lago General Carrera, fue utilizar lo único que era de todos, la magnífica calidad escénica y ambiental de la Cuenca del Lago General Carrera. La idea surgió por si sola y algo desesperada debo reconocer, era el todo o nada y del arrojo de no tener nada que perder y mucho que ganar. Trabajar por desarrollar el turismo de intereses especiales en la costa sur de este magnífico lago.

No fueron fáciles los comienzos, costó y mucho, con inversiones de relevancia en términos financieros, que al día de hoy podrian ser considerada millonarias. Para que tengan una idea, para tener energía eléctrica, tuve que desembolsar 5 millones de pesos de la época. Me ubique en el desagüe del lago Carrera con un Lodge de pesca, en un predio que permute a mi amigo y vecino Desiderio Briones por el que tenia en el valle del león. En Río Tranquilo estaba empezando el gran Julio Garrido Bartch, con su proyecto turístico Capilla de mármol. En Puerto Bertrand estaba Orlando Scarito, con cabañas Río Baker en Puerto Bertrand y Álvaro Ríos, con su proyecto turístico Bahía Catalina y mi vecino y amigos en esos años en la costa sur del lago. Posteriormente se allegaron varios más a este incipiente desarrollo turístico: Alejandro Brautigam, Hugo Rodrigues Didier, Pablo Carrasco, Ricardo Hein, Gunther Schaffer, Emilio Marquez, Alejandro del Pino, Matias Cristi, Flia Doering y varios otros.

Durante un par de años trabajamos intensamente por este nuevo paradigma de desarrollo en Aysén. Estábamos felices y radiantes por la oportunidad. En el intertanto tuvimos la feliz ocurrencia con los vecinos y amigos, de crear una Junta de Vecinos. Sabíamos que más temprano que tarde, la cuenca del lago General Carrera seria interés de las transnacionales y no queríamos que ocurriera lo mismo que sucedió en el lago Llanquihue y Villarrica y conformamos la Junta de Número 1 del Desagüe del lago General Carrera en 1993 y se la llamó Costa Carrera. El objetivo era el desarrollo sustentable de la cuenca.

Dos años después en 1995 y sin anunciarse, los salmoneros empezaron a moverse por entrar al lago General Carrera con sus jaulas. Para ello algunos representantes de salmoneras empezaron a hacer gestiones para comprar hectareas con costa de lago. Las alarmas se encendieron inmediatamente y al cabo de un par de meses, estábamos imbuidos en una tremenda batalla por salvar la cuenca del Carrera de las garras de las salmoneras. Tanto fue así, que nos transformamos en Corporación en 1995 y entramos en batalla por salvar las aguas del lago General Carrera y la proyección de futuro de las localidades y sus comunidades. La Corporación Costa Carrera, a pesar de ser compuesta en esos años por casi exclusivamente por emprendedores turísticos, los objetivos de su creación delimitaban claramente cualquier uso comercial de la Corporación. Se conformó sin fines de lucro y exclusivamente con denominación ambiental y de desarrollo sustentable de los habitantes y sus localidades.

Ocurrió algo muy parecido de lo acontecido en los comienzos con HidroAysén; se dio como una batalla perdida de antemano ante las salmoneras y se entendió que nada podíamos hacer unos cuantos emprendedores “patipelados” en contra del poderoso gremio de los salmoneros, que en esos años eran la representación del poder político y financiero. Tomamos la batalla como algo de vida o muerte y como algo personal, que no podíamos dejar que sucediera y que no era negociable bajo ningún supuesto, sin importar de donde viniera. Por supuesto que el gobierno miro para el otro lado y nos dejaron solos y tomaron el bando de los salmoneros hasta los días de hoy.

Sernatur Aysén y el nacional también, siempre ha sido un buzón para pagar favores políticos y poner gente que más que entender del tema, los ponen para pagar un favor político y poner a alguien para que utilice la repartición para hacer campaña política. Nunca ha sido (aplicable hasta los días de hoy) un punto de apoyo real para los empresarios y emprendedores turísticos de la región. En esos años como Corporación Costa Carrera, habíamos intentado hacer contacto con Sernatur Aysén para lograr su apoyo, pero nunca recibimos contestación y estábamos en plena batalla por salvar la cuenca de los salmoneros. Como secretario y vocero de Costa Carrera, se me ocurrió la idea de denominar al director de Sernatur Aysén, Nibaldo Astete, como persona no grata en el lago General Carrera y lo hice público por medio de una carta al Diario de Aysén. El diario me contactó inmediatamente y mandó a que lo reconsiderara. Ratifique mis dichos con detalles y el matutino no hayo nada mejor que utilizarlo como titular: “Costa Carrera declara al director de Sernatur Regional como persona no grata”. Lógicamente que quedó la escoba. Incluso muchos socios de Costa Carrera consideraron que se me había pasado la mano y algunos me desconocieron por mis dichos. Pero lo asumí, lo ratifique y exprese lo que sostengo hasta los días de hoy. Aysén esta por encima de esos detalles sociales.

Nibaldo Astete el director de Sernatur en esos años, se sintió complicado por la situación y esa era la idea. Me citó a una reunión en las oficinas de Sernatur Aysén en Coyhaique. Me presente con el Pdte de Costa Carrera, Alejandro del Pino. El director Nibaldo Astete, esperaba alguna disculpa o algo parecido de mi parte, pero ratifique mis dichos nuevamente. Que Costa Carrera consideraba que su trabajo era deficiente, que no estaba a la altura de los acontecimientos, que por el bien de la actividad turística regional y su proyección de futuro, debería escuchar a los emprendedores del lago General Carrera y la situación ante la arremetida salmonera. Nibaldo Astete, entendió la temática y por primera vez un funcionario político en funciones, entendió la visión de desarrollo sustentable y la importancia de preservar ambientalmente la cuenca del lago General Carrera y se hizo parte de la batalla.

Desde ese día se dio comienzo a la alianza estratégica más importante realizada entre una repartición pública con privados en Aysén. De esa alianza surgió el primer proyecto ZOIT (Zona de Interés Turística) aprobado en Chile hasta ese entonces. Que otorgó en el año 2000 la ZOIT, lanzado durante la Feria de Berlín de ese año. Proyecto realizado en sociedad con Sernatur Aysén que apoyó la gestión políticamente y con las postulaciones a proyecto Corfo de financiamiento. El Minvu Aysén, que trabajo por la denominación de cambio el uso de suelo de la costa del gran lago a turistico-ganadero. La Universidad Católica de Santiago fue la entidad que realizó el estudio correspondiente y la Corporación Costa Carrera, que aportó con toda la información necesaria y el apoyo de campo para realizar el estudio correspondiente. El objetivo fue, detener la irrupción salmonera en la cuenca del lago General Carrera y desarrollar las bases para que las comunidades tuvieran asegurada su proyección de futuro y la sustentabilidad de las actividades productivas y no permitir ninguna actividad que contaminara las aguas del lago General Carrera y sus afluentes tuviera acceso.

El estudio que declaró la cuenca del lago Carrera como ZOIT, tuvo una duración de casi tres años y considero todos los aspectos para que la declaratoria fuera procedente y en derecho, ante una necesidad imperativa de las comunidades. Los salmoneros entendieron el mensaje y se retiraron.

Este proyecto ZOIT fue de una relevancia excepcional para Aysén y tuvo ribetes nacionales, al permitir la defensa estratégica de la cuenca y fue un duro hueso de roer para la intención que tuvo posteriormente HidroAysén. Tanto fue así, que el año 2014 durante el primer gobierno de Sebastián Piñera, se retiró la ZOIT que se había logrado a la mala, para permitir que se instalarán torres de alta tensión en la cuenca, para trasladar la energía que supuestamente produciría HidroAysén. El retiro de la ZOIT, fue oculto con el discurso que había que poner al día las otras ZOIT a nivel nacional, pero estaba claro que fue una treta del gobierno de Piñera. Lo positivo que salió de la treta, con el infame retiro de la ZOIT, fue que abrió la posibilidad de concretar otras ZOIT en Aysén y se logró hace unos años reponer la del lago General Carrera con el nombre Chelenko y se sumó la de los Glaciares en Cochrane y la del Queulat en la comuna de Río Cisnes.
Un gran reconocimiento a Nibaldo Astete; el mejor Sernatur que ha tenido Aysén hasta ahora y que permitio defender la cuenca de la insistencia salmonera, dos años antes que se dejara caer el virus isa, que liquidó con las costas de Chiloe al norte; que solo de pensar que pudo haber pasado en la cuenca del lago General Carrera me da espanto. Esta misma ZOIT estuvo vigente para defendernos de HidroAysén; está en la actualidad para defender la cuenca ante la irrupción minera, que de concretarse, contaminaría el valor de las aguas de la cuenca y destruiría el presente futuro de las comunidades y tal como lo fue ante las salmoneras e HidroAysén, surge la frase: ESTA VEZ TAMPOCO PASARÁN LAS MINERAS Y NO ES NEGOCIABLE