6 Noviembre 2014

LAS DISPARIDADES DEL TRANSPORTE PÚBLICO

la foto (2)
CARLOS CAMPOS SAIGG
CONSEJERO REGIONAL DE CAPITAN PRAT

Esta semana la Presidenta de la República Michelle Bachelet anunció una inversión de 4.200 millones de dólares para el transporte público, medida que incluye obras que beneficiarán a las ciudades de Antofagasta, Valparaíso, Concepción y Santiago. Es más, en esta última contempla una nueva línea de Metro. Todo lo anterior con un enfoque claro: impulsar la economía.

¿Y qué pasa en Aysén? Pues bien, acá en Cochrane los emprendedores ligados al Subsidio de Transporte Terrestre ya suman cuatro facturas impagas, en donde la seremía del ramo no se ha pronunciado por los servicios prestados en algo tan vital como lo es el tránsito de personas desde Capitán Prat hasta Coyhaique.

Es entendible, a veces, que en el Servicio Público se presente un desfase en los pagos en los meses de enero y febrero de cada año, ante la llegada de los recursos frescos, pero en noviembre es francamente impresentable.

No busco hacer una crítica destemplada, sin embargo sugiero que la titular de transportes en la región comunique que está pasando. Somos una zona extrema, en donde todos los cuesta el doble y por lo mismo no podemos ponerle freno a un subsidio tan importante como éste, que está aniquilando a los transportistas.

Gracias a este mecanismo un viaje de Cochrane a Coyhaique tiene un costo de $1.400 y no los $14.000 que se debería pagar por él. Afortunadamente está el subsidio del Estado que cubre el 90% del pasaje, pero ahora se ha vuelto una carga que de seguir se traducirá en el fin de empresas que prestan un servicio muy importante y que, a su vez, dan trabajo.